AVISPAS: IDENTIFICANDO ENTRE MIEMBROS DEL GRUPO E INTRUSOS

Título original: Mecanismos de discriminación entre individuos del grupo e intrusos por parte de las avispas.
Es sabido desde ya hace más de una década que los insectos son capaces de efectuar la identificación de individuos mediante el reconocimiento facial. Sin embargo, hasta hace poco se desconocía aún la manera específica en la que los insectos diferencias a “amigos y enemigos”.

Para ello, un equipo de la Universidad de Londres decidió estudiar los comportamientos de la avispa social Liostenogaster flavolineata, de Malasia. Esta avispa tiene la peculiaridad de que construye nidos individuales, los cuales, sin embargo, se encuentran situados a una distancia cercana a otros, por lo que se trata de una especie social cuyos individuos habitan unos cerca de otros y se ayudan mutuamente.
Estas colonias de hasta 150 nidos tienden a estar al pendiente de los invasores, por lo cual utilizan dos mecanismos para la discriminación entre individuos.
  1. Reconocimiento facial en base a los rasgos característicos de los individuos, especialmente en el caso de las hembras, las cuales presentan patrones distintivos entre ellas.
  2. La identificación a través de señales olfativas y la utilización de un perfil de hidrocarburos en su cutícula, que sirve para la identificación de miembros de su género, especie y colonia.

De principal interés es el aspecto del reconocimiento facial y los patrones distintivos de las hembras. Sin embargo, un mecanismo cualquiera de estos dos no puede ser utilizado de manera independiente, pues conducirá a decisiones equivocadas.

Mediante la experimentación, se vio que si solo se utiliza el medio visual para reconocer intrusos o compañeros, las avispas son propensas a efectuar un ataque equivocado, y a su vez, si solo se valiesen de medios olfativos y sensoriales correrían el riesgo de aceptar a intrusos.
Por ello esta avispa utiliza los mecanismos en conjunto, y su estrategia consiste en que una vez identificado el individuo, las señales olfativas tienden a ser ignoradas para valerse completamente del reconocimiento de patrones faciales, atacando a aquella avispa cuyo rostro no se corresponda con los conocidos. De esta manera mantienen a raya a potenciales invasores, y en base a esto podemos darnos una idea más de cómo funcionan las peculiares comunidades eusociales, presentes en himenópteros, isópteros y otros animales más, percatándonos de los procesos fisiológicos tras su interesante etología.
Referencias:

  • Speed and accuracy in nest-mate recognition: a hover wasp prioritizes face recognition over colony odour cues to minimize intrusion by outsiders. D. Baracchi , I. Petrocelli , L. Chittka , G. Ricciardi , S. Turillazzi

Fuente
Yo amo la Biología

Spread the word. Share this post!

Leave Comment