Defaunación del Antropoceno, en el umbral de la Sexta Extinción

Vivimos en medio de una ola global de pérdida de biodiversidad antropogénicamente impulsada: eliminación de poblaciones y especies, disminución critica en la abundancia de especies locales. En particular, los impactos humanos sobre la biodiversidad animal son una forma poco reconocida del cambio global ambiental. Entre los vertebrados terrestres, 322 especies se han extinguido desde 1500, y las poblaciones de las especies restantes muestran 25% de disminución del promedio en abundancia. Los patrones de declive en los invertebrados son igualmente graves: el 67% de las poblaciones controladas muestran una disminución del 45%. Estos descensos en las poblaciones animales, crearan un efecto de cascada en los ecosistemas y el bienestar humano. Mucho se desconoce acerca de este “Defaunación Antropoceno”; estas lagunas de conocimiento obstaculizan nuestra capacidad para predecir y limitar los impactos de la defaunación. Es evidente, sin embargo, que la defaunación es tanto un componente dominante de la sexta extinción en masa del planeta y también un importante motor de cambio ecológico global.” (Dirzo et al, 2014)


Este es el resumen con que se inicia el trabajo publicado por un grupo de científicos en la revista Science, en el que se señala que, los humanos podríamos estar viviendo “los primeros días de la sexta extinción masiva del planeta”, señala el estudio.
La última extinción masiva de la que se tiene registro en la Tierra fue la que hizo desaparecer del planeta a los dinosaurios, hace 65 millones de años.
A diferencia de ese evento, en esta oportunidad los científicos destacan el hecho de que somos los propios seres humanos los que estamos impulsando el fenómeno, lo que de alguna manera da luces de esperanza en cuanto a que el proceso de alguna manera podría ser revertido.
En el año 2004 otro estudio científico, el realizado por el Earth Policy Institute, ya había alertado de esta situación, la que definía como la más severa de los últimos 50 años y la que podría acabar con un 15% de las especies animales y un 37% de las plantas del planeta para el año 2050.
Enlace
Rodolfo Dirzo, Hillary S. Young, Mauro Galetti,  Gerardo Ceballos, Nick J. B. Isaac, Ben Collen  
Science 25 July 2014: Vol. 345 no. 6195 pp. 401-406
DOI: 10.1126/science.1251817

Spread the word. Share this post!

Leave Comment