La “Gran Mortandad” se produjo en un periodo glacial previo al calentamiento

Investigadores de la Universidad de Ginebra, en colaboración con expertos de la Universidad de Zúrich, han descubierto que la extinción masiva del Pérmico-Triásico, también conocida como la “Gran Mortandad”, se produjo durante un breve periodo glacial que precedió al calentamiento global.

Gran Mortandad La investigación, que se publica en la revista Scientific Reports, pone en duda las teorías científicas sobre este fenómeno basadas en el aumento del CO2 en la atmósfera y “abren una nueva visión de la historia climática de la Tierra”, señala la Universidad de Ginebra en un comunicado.

La Tierra experimentó varias extinciones masivas a lo largo de su historia, y una de las más importantes data del límite entre los periodos Pérmico y Triásico hace unos 250 millones de años.

En ella desaparecieron más del 95 % de las especies marinas y hasta ahora los científicos han vinculado esta extinción a un aumento constante de las temperaturas terrestres.

Ahora los investigadores han determinado que la “Gran Mortandad” tuvo lugar durante “un corto periodo glacial que precedió al recalentamiento climático global”.

Es la primera vez que las diferentes etapas de una extinción masiva han sido precisadas y que los científicos evalúan el importante rol que desempeñaron las erupciones volcánicas ligadas a este proceso climático, señalan los expertos de Ginebra.

El equipo del profesor Urs Schaltegger, del departamento de Ciencias de la Tierra y del Medioambiente de la Universidad de Ginebra, trató de determinar la edad de las minerales en las cenizas volcánicas, lo que permite establecer una cronología exacta y detallada de la evolución climática terrestre.

Para ello se centraron en el límite entre los periodos Pérmico y Triásico.

Los investigadores han trabajado con la capa de sedimentos del río Nanpanjiang, en el sur de China, porque, al estar “extremadamente bien conservada, permite un estudio preciso de la biodiversidad de la historia climática del Pérmico y Triásico”.

Al poner fecha a las diferentes capas de sedimentos, los expertos se dieron cuenta de que la extinción masiva en el límite Pérmico y Triásico está representada por una “brecha” o un “vacío” de sedimentación, lo que corresponde a un periodo de bajada del nivel del agua del mar.

“La única explicación a este fenómeno es que hubo por ende hielo que almacenaba el agua y que ese periodo de glaciación, de una duración de 80.000 años, fue suficiente para eliminar las especies marinas”, indica la Universidad de Ginebra.

Los científicos explican “esa caída de la temperatura global por la inyección estratosférica de grandes volúmenes de dióxido de azufre que redujo la intensidad de la radiación solar”.

“Tenemos la prueba de que las especies desaparecieron durante un periodo glacial y que éste fue causado por la actividad de los primeros volcanes de las escaleras siberianas”, afirmó Schaltegger.

Ese periodo glacial estuvo seguido por la formación de depósitos de cal formados por bacterias, lo que significó el regreso de la vida sobre la Tierra a temperaturas más moderadas.

“El periodo de recalentamiento climático intenso, ligado a la formación de inmensos volúmenes de basalto en las escaleras siberianas, y que se creía hasta ahora era el responsable de la extinción de especies marinas, intervienen finalmente 500.000 años después del límite entre el Pérmico y Triásico”, señala la universidad.

El estudio muestra así que un calentamiento climático no es el único método para explicar catástrofes ecológicas mundiales en el pasado de la Tierra.

Spread the word. Share this post!

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *