Nuevos hallazgos en un placodermo devónico de 400 millones de años de antigüedad arrojan luz sobre la estructura y la función de la mandíbula en gnatostomados basales

Un nuevo estudio de la Universidad Nacional de Australia (ANU por sus siglas en inglés) sobre un fósil de pez de 400 millones de años ha encontrado una estructura de mandíbula que forma parte del linaje evolutivo vinculado a los seres humanos. El fósil proviene de calizas antiguas alrededor del lago Burrinjuck, a 50 kilómetros