CURIOSITY, APORTA NUEVA EVIDENCIA DE QUE MARTE PUDO ALBERGAR VIDA.

El análisis de una roca marciana prueba que el entorno era apto para que vivieran microbios.  Marte albergó las condiciones adecuadas para la vida. Esa es la conclusión que se desprende del análisis de una roca marciana llevado a cabo por el robot de exploración marciana Curiosity, que actualmente estudia la superficie del planeta rojo.