¿De quien es este diente?

El diente de un carnívoro ha sido extraído en un yacimiento de la localidad turolense de El castellar/Dinópolis

Los paleontólogos de La Fundación Dinópolis investigan las características de un diente de carnívoro localizado en El Castellar, una localidad que con 61 yacimientos se ha convertido en un referente en la paleontología turolense. El diente, de 3,3 centímetros y, según las primeras estimaciones, perteneciente a un dinosaurio de entre 5 y 6 metros de longitud, vivió hace 125 millones de años. Comparte, según los investigadores, peculiaridades con “dos grupos icónicos en el mundo de la paleontología“, como son las familias de los Tiranosaurios y los Velociraptores. “Podría pertenecer a un primitivo Tiranosaurio rex o a un gigante Velociraptor, pero, como por el momento solo tenemos un diente, sería muy arriesgado afirmar una de las dos opciones“, explicaba este miércoles Alberto Cobos, uno de los paleontólogos del equipo que estudia el fósil. “Para saberlo, se requieren nuevos hallazgos y estudios“.

Las investigaciones sobre este resto fósil forman parte de las tres comunicaciones sobre las novedades paleontológicas en la provincia que el equipo de científicos de la Fundación Dinópolis han presentado en una sesión científica de la Sociedad Geológica de España, celebrada el pasado fin de semana en Elche.

Dos nuevos yacimientos

Además del diente de un carnívoro, los investigadores turolenses han mostrado los restos de dinosaurios localizados en dos nuevos escenarios, como son Castel de Cabra y Las Parras, barrio pedáneo de Utrillas. Se trata de piezas muy fragmentadas, sobre todo de vértebras y extremidades, de dos tipos de ornitópodos, dinosaurios herbívoros, datados entre 110 y 130 millones de años. Alberto Cobos ha aclarado que pertenecen a especímenes similares al dinosaurio Proa, una nueva especie descubierta hace unos años en una mina de Ariño, por lo que se extendería la relación de este yacimiento con otros pueblos de Teruel. “También ha supuesto un aumento del registro de localidades de la provincia que cuentan con restos de dinosaurios y que en estos momentos son más de 50“, agregaba.

En el descubrimiento de estos fósiles ha sido decisiva la cooperación de los vecinos, alertando de la presencia de los restos. Cobos reconoció que cada vez es mayor la colaboración ciudadana, con llamadas a la Fundación no solo de Aragón sino de otros lugares de España.

En la sesión de la Sociedad Geológica se ha presentado, igualmente, un estudio geológico en colaboración con un equipo de la Universidad Complutense de Madrid, que aporta una nueva cartografía sobre la zona de Villel. Analiza, principalmente, sedimentos del Jurásico superior.

Comparte esta entrada de nuestro Blog