Gladbachus adentatus, un tiburón del Devónico

El equipo de investigadores de la Universidad de Chicago se hizo con el único ejemplar de Gladbachus adentatus, un tiburón de hace 385 millones de años encontrado originalmente en Alemania. La especie fue descrita formalmente por primera vez en 2001 y su nombre (‘adentatus’) refleja una mandíbula aparentemente desdentada. Este reciente análisis mucho más refinado de la muestra que comprende tres secciones comprimidas encerradas en una losa de resina, muestra que el antiguo tiburón tenía, de hecho, dientes.

Uno de los primeros tiburones fósiles conocidos

G. adentatus también es extremadamente útil para los biólogos evolutivos por una serie de importantes razones. En primer lugar, su edad lo sitúa durante un período de barrido llamado Devónico, que duró de 416 millones a 358 millones de años. Durante este tiempo, comenzaron a colonizar la tierra las primeras criaturas de cuatro patas llamadas tetrápodos, eventualmente ramificándose a dinosaurios o nuestro linaje de primates. Sin embargo, son criaturas marinas que solían estar en el centro de atención del Devónico, un período también conocido como la “Era de los peces“.

Gladbachus adentatus. (a) Representación de los cinturones craneales y pectorales en la vista dorsal y (b) vista ventral; (c) diente mandibular; (d) escala de techo craneal; (e) dentículo branquial; (f) escala del tronco

Los placodermos (los peces blindados) sufrieron una amplia diversificación y se convirtieron en los depredadores marinos dominantes, los famosos ammonites comenzaron a aparecer por primera vez y, quizás lo más importante, ahora había dos nuevos grupos de peces que tenían huesos y verdaderos dientes. Estos fueron los peces con aletas radiadas (ancestros de la mayoría de los peces modernos) y los peces con aletas lobuladas (los ancestros aceptados de todos los tetrápodos).

En segundo lugar, G. adentatus tenía un esqueleto articulado que se conservó en resina, en contraste con otros fósiles de tiburón de los cuales no hay mucho más que los dientes y algunas escamas pueden sobrevivir al paso del tiempo.

El equipo dirigido por Coates escaneó los fósiles con tomografía computarizada (TC) de alta resolución, revelando en el proceso los detalles de las branquias, mandíbulas, cráneos, cartílagos y dientes del antiguo tiburón.

Este análisis sugiere que G. adentatus es una especie de transición entre acanthodians (peces extintos que eran una mezcla entre especies óseas y cartilaginosas, y que apareció por primera vez 50 millones de años antes, durante el período Silúrico) y chondrichthyes (peces cartilaginosos). Como tal, G. adentatus ayuda a desentrañar un período nublado que es pobre en los registros fósiles.

Nuevo Diseño – Megalodon/Hombre, en tu TiendaMuseos

Al mismo tiempo, el antiguo tiburón complica la historia de la evolución de los tiburones y los peces cartilaginosos. Los investigadores escriben en la revista Royal Society B: Biological Sciences que existe evidencia “que implica una evolución repetida y convergente de las especializaciones similares a la de los chondrichthyes“.

Gladbachus ofrece una visión de la diversidad de condrictios tempranos aún por descubrir. Las ideas ofrecidas por Gladbachus y otros condrictios tempranos sugieren que la disparidad morfológica en los miembros tempranos del grupo total de condrictios fue probablemente sustancialmente mayor que la que se observa en el morfotipo de tiburón más o menos estable que ha persistido desde el Devónico Medio hasta el presente. En consecuencia, la importancia de Gladbachus radica en su aparente incongruencia morfológica con su posición filogenética, dando a entender múltiples caminos que conducen al moderno plan corporal tipo tiburón“, escribieron los autores en el documento.

Referencia: An early chondrichthyan and the evolutionary assembly of a shark body plan. Michael I. Coates, Et al.

Fuente: Vista al Mar

Sígenos en nuestras RRSS

Comparte esta entrada de nuestro Blog