Un Gliptodonte en la playa

Un regalo de la naturaleza que fue descubierto luego de encontrarse oculto por miles de años. Bajo los efectos de un fenómeno natural extraordinario el 30/1 se presentó una bajamar con influencia de luna nueva y viento norte.

Fotografía de Rolando Rodríguez.

Se trata de una coraza de gliptodonte especie gliptodon ( un género extinto de un gran mamífero acorazado perteneciente a la subfamilia Glyptodontinae, emparentado con los armadillos actuales que vivió durante la época del Pleistoceno hace 10 mil años AP) de 1.50 m de diámetro descubierta por los guardavidas, Sr. Mauricio Silva y Mario Romeo de balneario Arenas Verdes, al sur de la provincia de Buenos Aires, Argentina.

El museo Museo Gesué Pedro Noseda (Lobería, Argentina), se encuentra realizando el seguimiento, recopilación de información y la Gestión correspondiente a través de Dirección de Patrimonio de Nación y Provincia. El mencionado hallazgo es de suma importancia dada las características de la pieza, otorgando de esta manera la formalidad y rigurosidad necesaria de acuerdo a la Ley Nº 25. 743 de “Protección del Patrimonio Arqueológico y Paleontológico” y los pasos a seguir para su recuperación.

Cabe destacar que la pieza no será sencilla de extraer dada la ubicación, condiciones de fosilización y lapso de tiempo, ya que la marea no espera.

Fuente: Museo Gesué Pedro Noseda (Facebook)

Sígenos en nuestras RRSS

Comparte esta entrada de nuestro Blog