Lagenanectes richterae, un nuevo Plesiosaurio descrito para Alemania

Un equipo internacional de científicos ha descubierto una especie extinta de reptil acuático de cuello largo y ocho metros de largo de hace 132 millones de años. Los hallazgos han sido publicados en el ‘Journal of Vertebrate Paleontology’.

Este monstruo marino, al que los científicos han bautizado como Lagenanectes richterae, era una especie de plesiosaurio que dominó los mares durante la Era de los Dinosaurios y es uno de los más antiguos de su tipo. Los restos del esqueleto, perfectamente conservados, fueron descubiertos en 1964 por coleccionistas privados de fósiles en un foso excavado de arcilla en Sarstedt, cerca de Hannover, al norte de Alemania.

Pero no ha sido hasta más de medio siglo después cuando los huesos se han podido investigar. El Museo Estatal de Baja Sajonia, en Hannover, invitó a un grupo de científicos internacionales a estudiar el espécimen, entre ellos Sven Sachs, del Museo de Historia Natural de Bielefeld, en Alemania, y autor principal del estudio. “Ha sido una de las joyas ocultas del museo, y aún más importante, ha resultado ser algo nuevo para la ciencia“, afirma el investigador.

El esqueleto de Lagenanectes richterae incluye la mayor parte del cráneo, que tenía una cadena de largos dientes parecidos a colmillos, además de vértebras, costillas y huesos de las cuatro extremidades con forma de aleta. Curiosamente, los huesos también mostraron evidencia de infección bacteriana crónica, lo que sugiere que el animal había sufrido de una enfermedad a largo plazo que, tal vez, podría haber sido la causa de su muerte.

Las mandíbulas tenían algunas características especialmente inusuales“, opina el paleontólogo Jahn Hornung, co-autor del documento. “Su barbilla ancha se expandió en una enorme cresta que sobresalía, y sus dientes inferiores se clavaron hacia los lados, lo que probablemente sirvió para atrapar peces pequeños y calamares que luego fueron tragados enteros“, describe el investigador.

Según el estudio, los canales internos en las mandíbulas superiores podrían haber alojado nervios vinculados a receptores de presión o electrorreceptores en el exterior del hocico que podrían haber servido de ayuda al dinosaurio para localizar a sus presas.

Uno de los plesiosaurios más antiguos de su tipo

El aspecto más importante de este nuevo plesiosaurio es que está entre los más antiguos de su tipo“, asegura el investigador Benjamin Kear, del Museo de Evolución de la Universidad de Uppsala, en Suecia, y autor principal del estudio. “Es uno de los primeros elasmosauros, un grupo extremadamente exitoso de plesiosaurios distribuidos globalmente que parecen haber tenido sus orígenes evolutivos en los mares que una vez inundaron Europa occidental“, explica.

Los elasmosauros tenían cuellos espectacularmente largos (el más largo de cualquier vertebrado) incluyendo hasta 75 vértebras individuales. Aunque no todas las vértebras cervicales de Lagenanectes richterae fueron recuperadas, se estima que alrededor de 40 ó 50 debieron haber estado presentes originalmente.

Los elasmosauros florecieron durante el periodo Cretáceo, pero se extinguieron con los dinosaurios hace 66 millones de años. La nueva especie identificada vivía en un mar poco profundo que cubría el norte de Alemania hace cerca de 132 millones de años, lo que indica que el ‘Lagenanectes richterae’ existió unos 70 millones de años antes que los últimos elasmosauros.

El cráneo de esta nueva criatura marina se expondrá como pieza central en la muestra ‘Mundos del Agua’ en el Museo Estatal de Baja Sajonia, en Hannover, institución que encargó la investigación de los huesos a los científicos.

Fuente: Noticias de Navarra

Comparte esta entrada de nuestro Blog