Nueva información sobre Palorquistesidos, Megamarsupiales del Oligoceno en Australia

Australia fue hogar de extraños gigantes marsupiales, algunos de más de una tonelada de peso. Los extintos marsupiales palorquestidos probablemente llenaron un nicho que hoy no está ocupado.

Palorquestido – WIKIMEDIA

Estos animales son bien conocidos por su gran tamaño, cráneos extraños en forma de tapir y grandes garras, pero hasta ahora no ha habido un estudio detallado de su morfología de extremidades.

En un nuevo estudio, investigadores liderados por Hazel Richards de la Monash University, examinaron más de 60 especímenes fósiles de palorquestidos de diferentes edades geológicas para caracterizar la función y evolución de sus brazos y piernas.

A lo largo de su evolución, los palorquestidos se hicieron más grandes y extraños. Utilizando las proporciones de las extremidades como un indicador del tamaño del cuerpo, estos autores estimaron que el último y más grande de los palorquestidos puede haber pesado más de 1.000 kilos. Publican resultados en PLOS ONE.

Además, sus extremidades anteriores eran extremadamente musculosas y probablemente estaban adaptadas para agarrar o raspar hojas y ramas. Excepcionalmente entre los mamíferos conocidos, las articulaciones del codo de los palorquestidos más grandes parecen haber estado inmóviles y fijas en un ángulo de aproximadamente 100 grados, de modo que los brazos sirvieron como herramientas de recolección de alimentos permanentemente flexionadas.

Este estudio proporciona la primera descripción formal de la morfología de las extremidades en los marsupiales palorquestidos y revela un grupo de herbívoros gigantes que probablemente llenaron un nicho que ya no está ocupado en los ecosistemas australianos modernos.

Aún faltan restos fósiles para ciertas partes del cuerpo palorquestídico, como los hombros y las muñecas, pero los autores esperan que se pueda encontrar más material en las colecciones existentes del museo.

Los autores agregan: «Este estudio nos ha permitido por primera vez apreciar cuán enormes eran estos palorquistesidos megamarsupiales, al tiempo que proporciona la primera visión integral de una extraña anatomía de una extremidad sin precedentes en el mundo de los mamíferos. Esta investigación revela aún más sobre la diversidad de grandes marsupiales únicos que alguna vez recorrieron Australia no hace mucho tiempo«.

Referencia:
Hazel L. Richards, et al. «The extraordinary osteology and functional morphology of the limbs in Palorchestidae, a family of strange extinct marsupial giants«. PLOS One. Published: September 13, 2019.