Descubren restos de Panthera atrox, en la Patagonia argentina.

Desde el siglo XIX investigadores de distintas nacionalidades exploraron las cuevas y cavernas de Patagonia en búsqueda de restos fósiles de más de 10.000 años de antigüedad. Entre los fósiles que encontraban, entremezclados con los de otros animales, aparecieron los retos de grandes felinos, que hasta el día de la fecha fueron identificados como los de yaguaretés de gran tamaño.

Panthera atrox, reconstrucción de Sebastián Rozadilla

Un grupo de científicos del LACEV y la Fundación de Historia Natural “Félix de Azara” volvieron a analizar los restos y descubrieron que se trataba de un gran león americano, hoy en día extinto, conocido científicamente como Panthera atrox.

El león americano fue uno de los felinos de mayor tamaño conocidos, era un 25% más grande que un león común, sobrepasaba los 3 metros de longitud y pesaba más de 250 kilogramos. Era una especie caminadora y adaptada a los ambientes abiertos, como la estepa patagónica.

Comparación de cráneo de Panthera atrox con otros felinos

Los estudios de los restos fósiles muestran que el león americano, a diferencia del yaguareté, acumulaba sus presas en cavernas. Los arqueólogos descubrieron cavernas repletas de huesos de grandes mamíferos como el Mylodon, un perezoso gigante que pesaba hasta 2 toneladas. El león americano cazaba a estos grande mamíferos y los acumulaba. Aún hoy pueden verse en sus presas las marcas de los enormes colmillos perforando huesos y quebrando cráneos.

Polera Megatherium en tu TiendaMuseos.cl /Megafauna

Los investigadores pudieron también estudiar restos de cuero que se encuentran aún conservados en el Museo de La Plata y que muestran que este león era de un color rojizo, bien diferente de los felinos que habitan la región hoy en día.

Otra sorpresa la constituye el hallazgo, en la década de 1970, de una pintura rupestre que representa un enorme felino (la pintura mide más de 1,5 metros de largo), con garras agudas y color rojizo. Los investigadores piensan que esta pintura corresponde a la del león americano.

Este hallazgo, fue efectuado en una cueva del sitie El Ceibo, en la provincia de Santa Cruz. El gran tamaño y aspecto fiero de la pintura, indican que este animal habría causado una gran impresión y seguramente generaría un gran terror en los primeros hombres que poblaron nuestra Patagonia. Otro detalle que se desprende de la pintura es que el león americano no habría tenido al tupida melena de los leones vivientes.

Referencia: The fossil American lion (Panthera atrox) in South America: Palaeobiogeographical implications. Nicolás R.Chimento, Federico L.Agnolin

Fuente: Laboratorio de Anatomía Comparada y Evolución de los Vertebrados (Facebook)

Comparte esta entrada de nuestro Blog