La verdadera postura del Dimetrodon

Entre los depredadores que antecedieron a los dinosaurios, uno de los más reconocibles es sin duda el Dimetrodon, una especie cuya característica más sobresaliente era su enorme vela dorsal, similar a una aleta, una estructura basada en sus enormes espinas vertebrales alargadas.

Dimetrodon

La nueva imagen del un viejo conocido, el Dimetrodon

Por más de un siglo se le describió como una bestia lenta, que arrastraba el vientre con sus piernas extendidas hacia afuera. Ahora, un nuevo estudio contradice esta creencia concluyendo en en verdad aquel monstruo prehistórico habría mantenido sus piernas de forma más vertical y su estómago alejado del suelo al caminar. De esta nueva investigación da cuenta un artículo de NewScientist.

El Dimetrodon, normalmente confundido con un dinosaurio, perteneció a un grupo llamado pelicosaurios, relacionados a los mamíferos. Vivieron entre hace 290 y 272 millones de años, y algunos de sus ejemplares midieron hasta 3 metros desde la nariz hasta la cola. La función de su vela gigantesca aun está en discusión. Algunos refieren que servía para estabilizar la columna vertebral para mejorar la locomoción o la de calentar o enfriar el cuerpo, como sistema de termorregulación. Otros han dicho que habría tenido una función reproductiva, siendo útil en las contracciones del apareamiento.

Los científicos de la Escuela William & Mary de Virginia (EEUU) admitieron haberse sorprendido de que la representación antigua del Dimetrodon no fuese cuestionada antes. Los rastros fósiles que dejó indicaban una historia distinta. Las huellas entre patas izquierdas y derechas indicaban que el depredador no tenía las patas extendidas hacia afuera. Adicionalmente, no existen huellas de que el vientre de nuestro depredador haya sido arrastrado.

Junto a colegas del Instituto Smithsonian, los investigadores midieron los huesos del Dimetrodon y revisaron la configuración de su esqueleto, desde los hombros a las caderas. Compararon esta información con la de 11 mamíferos de estos tiempos, incluyendo al equidna de hocico corto, y también con la de 12 reptiles modernos, incluyendo el dragón de Komodo, el varano de sabana y el caimán. Al contrastar la información mediante la computadora, se concluyó de que el Dimetrodon era más parecido al caimán, un reptil que puede mantener sus piernas lo suficientemente verticales para elevar su cuerpo por sobre el suelo, especialmente cuando corre. El Dimetrodon podría haber elevado su cuerpo de una forma similar.

Las conclusiones se presentarán en el encuentro de la Sociedad Geológica Estadounidense en Seattle, EEUU, este mes. Los investigadores esperan hacer más comparaciones con especies modernas y llegar a una descripción final del Dimetrodon más precisa.

El Dimetrodon vivió en América del Norte y Europa durante el Pérmico Inferior. Un estudio publicado en Nature Communications indicó que la actividad volcánica siberiana pudo haber provocado la extinción más catastrófica del mundo, hace casi 252 millones de años, llevando al periodo Pérmico a su fin.

Fuente: N+1

Comparte esta entrada de nuestro Blog