Una nueva especie de Pterosaurio descubierta en China

Los fragmentos fósiles de un pterosaurio gigantesco se han descubierto en el desierto de Gobi, en Mongolia. Este formidable depredador podría haber tenido una envergadura de hasta 11 metros, lo que le convertiría en rival para los reptiles alados descubiertos en Europa y América del Norte.

Este gigante recién descubierto vivió hace 70 millones de años en un hábitat cálido de interior, árido pero no tan seco como en la actualidad. Este paisaje del Cretáceo tardío estaba lleno de dinosaurios, y sus crías podrían haber sido el alimento perfecto para el gigantesco carnívoro, que podía desplazarse sin dificultades a cuatro patas y probablemente acechaba a sus presas en tierra.

El animal, que forma parte de un misterioso grupo conocido como Azhdarchidae, fue probablemente uno de los pterosaurios más grandes que ha existido, según los autores de un nuevo informe que detalla el descubrimiento en Journal of Vertebrate Paleontology.

El equipo compara a la criatura con los dos pterosaurios más grandes conocidos en la actualidad: el Quetzalcoatlus, descubierto el Texas en los 70, y el Hatzegopteryx, un azdárquido más corpulento y con un cuello más corto descubierto en Rumanía en los 90.

Ambos pterosaurios tenían envergaduras estimadas de entre 9,7 y 11 metros. En tierra, podrían haber tenido una altura de 5,5 metros, aproximadamente la altura de una jirafa macho. Incluso cabe la posibilidad de que el animal fuera más grande que estos monstruos alados descubiertos con anterioridad, según Mark Witton, experto en pterosaurios de la Universidad de Portsmouth, Reino Unido.

Referencia: Gigantic pterosaurian remains from the Upper Cretaceous of Mongolia. Takanobu Tsuihiji, Brian Andres, Patrick M. O’connor, Mahito Watabe, Khishigjav Tsogtbaatar & Buuvei Mainbayar. Journal of Vertebrate Paleontology Vol. 37 , Iss. 5,2017

Fuente: NatGeo

Comparte esta entrada de nuestro Blog