Rhaeticosaurus mertensi, Primer fósil de plesiosaurio del Triásico

Paleontólogos han descubierto un fósil único de plesiosaurio de la primera parte del período Triásico, con aproximadamente 201 millones de años, el más antiguo conocido.

Placa fósil con Rhaeticosaurus mertensi

Los plesiosaurios fueron un grupo de reptiles nadadores especialmente efectivos. Estos “saurios de pala” extintos hace mucho tiempo se propulsaban a través de los océanos mediante el empleo de “vuelo submarino“, al igual que las tortugas marinas y los pingüinos.

Tenían cabezas pequeñas y cuellos largos y aerodinámicos. Sus robustos cuerpos tenían fuertes músculos para mantener esas palas en movimiento. Comparado con otros reptiles marinos, la cola era corta, ya que solo se usaba para la dirección. Este diseño evolutivo fue muy exitoso, pero curiosamente no volvió a evolucionar después de la extinción de los plesiosaurios, según Martin Sander del Instituto Steinmann de Geología, Mineralogía y Paleontología de la Universidad de Bonn.

Los saurios de pala extintos podrían haber resistido fácilmente contra los animales acuáticos de hoy en día. Mientras que las tortugas marinas principalmente utilizan sus extremidades anteriores fuertes para la propulsión, los plesiosaurios movieron las cuatro extremidades juntas, lo que resultaba en un poderoso impulso. Sin embargo, estos antiguos animales no tenían una concha como las tortugas.

El coleccionista privado Michael Mertens descubrió un espécimen excepcional durante las operaciones de cantera en un pozo de arcilla en Westfalia, Alemania, en 2013. La evaluación posterior por el LWL-Museum für Naturkunde en Münster, Alemania, reveló que el hallazgo representa un reptil marino del Triásico, el período anterior al Jurásico. Esta noticia llegó al profesor Sander de la Universidad de Bonn durante un año sabático en Los Ángeles. “No podía creer que hubiera un plesiosaurio del Triásico, dado que estos animales habían sido estudiados por paleontólogos durante casi 300 años, y nunca hubo uno más antiguo que el Jurásico“, dijo Sander. El estudio se publica en Science Advances.

La investigación detallada por la estudiante Tanja Wintrich del Instituto Steinmann de la Universidad de Bonn reveló que el hallazgo representa el plesiosaurio más antiguo, a una edad de aproximadamente 201 millones de años, lo que lo convierte en el único esqueleto de plesiosaurio del período Triásico.

La longitud reconstruida del esqueleto es de 237 centímetros “Estamos viendo un plesiosaurio relativamente pequeño“, dice Wintrich. Los científicos otorgaron el nombre Rhaeticosaurus mertensi a este único fósil. La primera parte del nombre se refiere a su edad geológica (rético) y la segunda parte honra al descubridor. Junto con científicos del Museo de Historia Natural de Osaka, la Universidad de Osaka, la Universidad de Tokio y el Museo de Historia Natural de París, el equipo de Bon estudió una muestra de hueso. Primero, examinaron el interior del hueso mediante tomografía computarizada y luego cortaron secciones delgadas para el estudio microscópico de partes especialmente prometedoras del hueso.

Nuevo Diseño – Megalodon/Hombre, en tu TiendaMuseos

En base a las marcas de crecimiento en los huesos, los investigadores reconocieron que Rhaeticosaurus mertensi era un joven de rápido crecimiento. Compararon las secciones delgadas con las de plesiosaurios jóvenes del Jurásico y el Cretácico. “Los plesiosaurios aparentemente crecieron extremadamente rápido antes de alcanzar la madurez sexual“, dice Sander. Los paleontólogos interpretan esto como una clara indicación de que los plesiosaurios eran de sangre caliente.

Dado que los plesiosaurios se propagaron rápidamente por todo el mundo, “debieron haber sido capaces de regular la temperatura de su cuerpo para poder invadir las partes más frías del océano“, dice el paleontólogo. Debido a su sangre caliente y su locomoción eficiente, los plesiosaurios fueron extremadamente exitosos y extendidos, hasta que desaparecieron de la faz de la tierra. Sander dice: “Al final del Cretáceo, un impacto de meteorito junto con erupciones volcánicas conducen a un colapso del ecosistema, del cual los plesiosaurios fueron víctimas prominentes“.

Referencia: A Triassic plesiosaurian skeleton and bone histology inform on evolution of a unique body plan. Tanja Wintrich, et al.

Fuente: EuropaPress

Comparte esta entrada de nuestro Blog