Schmidtiellus reetae, un fósil de 530 millones de años de antigüedad contiene lo que podría ser el ojo más antiguo descubierto

Los restos de una extinta criatura marina incluyen una forma temprana del ojo que se ve en muchos de los animales de hoy en día, incluidos los cangrejos, las abejas y las libélulas, dicen los investigadores. Los científicos hicieron el hallazgo al examinar el fósil bien conservado de una especie con caparazón duro, llamado trilobites.