Reconstruyen escarabajos Mysteriomorphidae del Cretáceo

Hace aproximadamente un año, unos investigadores encontraron especímenes fósiles de escarabajos en un depósito de ámbar en Myanmar, describiendo así una nueva familia de escarabajos que vivió hace unos 99 millones de años. Sin embargo, los científicos no habían podido describir plenamente la morfología de los insectos de la muestra de ámbar, razón por la cual los escarabajos recibieron posteriormente el misterioso nombre de Mysteriomorphidae.

Mysteriomorphidae

Reconstrucción con micro-TC de Mysteriomorphus pelevini. (Foto: D. Peris & R. Kundrata et al. / Scientific Reports)

Un equipo internacional de investigación dirigido por la Universidad de Bonn (Alemania) y la Universidad de Palacky (República Checa) ha examinado ahora cuatro especímenes recién encontrados de Mysteriomorphidae utilizando tomografía computarizada y ha podido reconstruirlos. Los resultados permiten sacar conclusiones sobre la evolución de la especie durante el período Cretáceo. El estudio se ha publicado en la revista Scientific Reports.

Estas pequeñas criaturas encerradas en ámbar pueden proporcionar a los científicos información importante sobre épocas pasadas, algunas de las cuales se remontan a muchos millones de años. En enero de 2019, el paleontólogo español Dr. David Peris, uno de los dos autores principales del estudio, recogió varias muestras de ámbar del estado septentrional de Kachin, en Myanmar, durante un viaje científico a China, y encontró especímenes de escarabajos del mismo grupo que los Mysteriomorphidae.

Algunos de los especímenes recién encontrados mostraron un muy buen estado de conservación, un buen prerrequisito para que David Peris y sus colegas llevaran a cabo una reconstrucción virtual de uno de los escarabajos utilizando tomografía computarizada (CT scan). La técnica utilizada en paleontología permite a los investigadores estudiar muchos pequeños rasgos de los fósiles, incluso estructuras internas como los genitales, si se conservan.

Mientras que David Peris y sus colegas comenzaron a estudiar y describir la morfología, es decir, la forma externa de los escarabajos, otro grupo de investigación describió asimismo la nueva familia de Mysteriomorphidae mediante más especímenes, que también procedían del depósito de ámbar en Myanmar. «Sin embargo, el primer estudio dejó algunas preguntas abiertas sobre la clasificación de estos fósiles que debían ser respondidas. Aprovechamos la oportunidad para seguir estas preguntas con nuevas tecnologías«, explica David Peris, investigador que ahora trabaja en el Instituto de Geociencias y Meteorología de la Universidad de Bonn.

«Utilizamos la morfología para definir mejor la ubicación de los escarabajos y descubrimos que estaban muy relacionados con Elateridae, una familia actual«, explica el Dr. Robin Kundrata de la Universidad de Palacky, segundo autor principal del estudio y también experto en este grupo de escarabajos. Los científicos descubrieron importantes caracteres de diagnóstico que estos linajes de escarabajos comparten en las partes de la boca, el tórax y el abdomen.

Además de la morfología, los investigadores también analizaron la historia evolutiva de los escarabajos. Modelos anteriores habían sugerido que los escarabajos tenían una baja tasa de extinción a lo largo de su larga historia evolutiva, incluso durante el período Cretáceo. Sin embargo, los investigadores proporcionaron una lista de grupos de fósiles de escarabajos descritos a partir de los hallazgos del ámbar del Cretáceo que, como Mysteriomorphidae, solo se conocen como fósiles de esa época y no habían sobrevivido al final de este período.

Durante el período Cretáceo, las plantas con flores se extendieron por todo el mundo, reemplazando a las antiguas plantas en un entorno cambiante. Esta distribución de las plantas estaba relacionada con nuevas posibilidades para muchos animales asociados y también con el desarrollo de nuevos seres vivos, por ejemplo, polinizadores de flores. Sin embargo, la mayoría de las teorías anteriores no habían descrito que las especies animales que anteriormente estaban bien adaptadas a las antiguas plantas estaban bajo presión para adaptarse a los nuevos recursos y posiblemente se extinguieron. «Nuestros resultados apoyan la hipótesis de que los escarabajos, pero tal vez algunos otros grupos de insectos, sufrieron una disminución de su diversidad durante la época de la revolución vegetal», afirma David Peris. (Fuente: NCYT Amazings).

Referencia